La peseta, historia de la moneda que nos acompañó más de 134 años

21 mayo, 2020
Comparte

¿Qué recuerdas de la peseta? Los más jóvenes la han conocido en los libros de historia, pero para una gran parte de la población, cuando pensamos en la peseta nos vienen dos cosas a la mente, la nostalgia y que todo era más barato.

La peseta surgió el 19 de octubre de 1868 y la estuvimos utilizando junto con el euro hasta el 1 de marzo de 2002, momento en el que se quedó el euro como única divisa válida en nuestro país. El euro apareció en 1999 y, poco a poco, nos fuimos acostumbrando. Convertir cantidades pequeñas de pesetas a euros no era muy difícil y la mayoría redondeábamos, 1 euro equivalía a 166 pesetas y lo que hasta la fecha nos costaba 100 pesetas, pasó a redondearse al euro.

La peseta, una moneda con historia

El diseño de las monedas de las pesetas se ha caracterizado por contener motivos relacionados con la situación política del momento. La peseta tiene 134 años de historia de España concentrada y ha sido testigo de los acontecimientos más importantes de nuestro país.

Luis Marchionni fue el diseñador de las primeras monedas y desde 1861 fue el grabador principal de la Casa de la Moneda de Madrid. La primera moneda que grabó fue la unidad y por la situación política de España de 1968 en el anverso ponía “Gobierno Provisional” en vez de España.

El reverso en las monedas de plata fue el escudo de España y en las de bronce aparecía la figura de un león rampante sosteniendo dicho escudo. Imagen que dio lugar a que la gente llamara a las pesetas de manera popular  “perra gorda” y “perra chica” al confundir el león con un perro.

Durante la Segunda República se introdujeron motivos de inspiración republicana y durante la dictadura, un retrato del general Franco. Con la llegada de la democracia, época en la que se mantuvieron tamaños y valores de las pesetas, se incorporó la imagen del rey don Juan Carlos I y el Escudo Real. A partir de 1990, poniendo fin a la tradición exclusivamente monárquica, los tipos se renuevan cada año con motivos culturales, artísticos o locales.

Materiales de las primeras pesetas

Hasta el reinado de Alfonso XIII, las monedas eran de oro, plata y bronce y a partir de esta fecha se sustituyen estos metales por otros no preciosos y por aleaciones, como cobre, aluminio y níquel.

Los billetes no se pusieron en circulación hasta el 1 de julio de 1874, coincidiendo con la concesión al Banco de España del derecho de exclusividad para emitir billetes. En esa primera emisión se crearon los billetes de 25 pesetas, 50 pesetas, 100 pesetas, 500 pesetas y 1.000 pesetas.

Última oportunidad para cambiar pesetas por euros

Según datos del Banco de España, en noviembre de 2019, aún guardábamos 1.610 millones de euros de pesetas sin canjear, lo que equivale a 267.881 millones de pesetas. Si eres de los nostálgicos y todavía tienes alguna caja o bote lleno de pesetas el 31 de diciembre de este año finaliza el plazo para poder cambiarlas por euros. Recuerda que tendrás que acercarte al Banco de España a canjearla.

A partir de esta fecha la peseta quedará en nuestro recuerdo y en las vitrinas de los coleccionistas. Mientras, la historia del euro seguirá su camino. Uno de sus últimos capítulos fue el fin de los billetes de 500 euros por la polémica que generaban la incorporación, el 28 de mayo de 2019, de nuevos billetes de 100 y 200 euros de la serie Europa para evitar fraude y las falsificaciones.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Nos adentramos en los mejores carnavales de España

Recorremos los mejores carnavales de España a través de sus tradiciones, concursos de disfraces, música, bailes y máscaras, ¿nos acompañas?

21 febrero, 2019
Las importaciones y exportaciones españolas, en su mejor estado de forma

Las exportaciones e importaciones españolas mantienen una tendencia alcista desde 2014, registrando récords históricos en enero de 2019.

15 abril, 2019
Conseguir el éxito en el trabajo, es posible

‘mens sana in corpore sano’, este lema es importante para mantener el equilibrio de tu vida profesional y personal. Sigue estos simples consejos para asegurar tu éxito en el trabajo.

27 agosto, 2019