¿Tienes una empresa? Calcula la huella de carbono y comprométete con el medio ambiente

27 diciembre, 2019
Comparte

Si uno está dispuesto a contaminar menos en pro del medio ambiente, uno de los primeros pasos a dar es conocer cuánto contaminamos. Es decir, debemos cuantificar nuestra huella de carbono. Algo que, además de las empresas, también se puede calcular de forma individual para cada uno de nosotros.

La huella de carbono es un indicador ambiental que mide la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto por un individuo, organización, evento o producto. La que genera cada fuente de emisión resulta de multiplicar el producto de dato de consumo por el factor de emisión.

El dato de actividad es el parámetro que define el nivel de la actividad generadora de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, cantidad de gas natural utilizado en la calefacción (kWh de gas natural); mientras que el factor de emisión es la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por cada unidad del parámetro ‘dato de actividad’. Por ejemplo, para el gas natural, el factor de emisión sería 0,202 kg CO2 eq/kWh de gas natural.

Para llegar a ella, es necesario realizar unas mediciones adecuadas, analizar los datos y reflejarlos en un informe. Todo ello se plasmará en una estrategia que contenga las medidas a implementar para reducirla.

Cómo calcular la huella de carbono

Los pasos a seguir para calcular la huella de carbono son:

  1. Escoger el año de cálculo.
  2. Establecer los límites de la organización y los operativos: decide qué áreas se incluirán en la recolección de información y en los cálculos, e identifica las fuentes emisoras asociadas a las operaciones dentro de esas áreas.
  3. Recopilar los datos de consumo (datos de actividad) de estas operaciones.
  4. Implantar un sistema de recogida de información.
  5. Realizar los cálculos multiplicando los datos de actividad por los factores de emisión. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) facilita en su página web los datos de los factores de emisión para cada año así como unas calculadoras de huella de carbono de alcance 1+2 que los incluyen.
  6. Elaborar un plan de reducción que incluya las medidas que se prevé llevar a cabo, así como la cuantificación de la estimación de las reducciones que conllevarían.
  7. Certificar tu huella de carbono acudiendo a un tercero independiente, lo que te ayudará a detectar posibles errores y dará respaldo a tu cálculo.

Cuando una empresa conoce su huella de carbono puede inscribirse en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono, del Ministerio para la Transición Ecológica.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Gestión de las emociones en tiempos de pandemia

La expansión del coronavirus y tras un largo periodo de confinamiento es importante la gestión emocional que hagamos cada uno de nosotros para minimizar su impacto psicológico

9 junio, 2020
Moderado o arriesgado, Neymar o Parejo, ¿qué perfil sería el tuyo?

Si estás pensando invertir en Bolsa, debes conocer cuál es tu perfil de inversor para evitar asumir un riesgo inadecuado. Te contamos cómo saberlo.

2 diciembre, 2019
¿Se puede evitar el phishing?

¿Sabes como evitar el phishing? Desde CRC te damos cuatro claves básicas para evitar el robo de datos a través de una suplantación de identidad.

27 junio, 2019