Termina con tu huella digital ejerciendo el derecho al olvido. ¿Te animas?

1 febrero, 2021
Comparte

La huella digital es toda la información que los motores de búsqueda y las empresas tienen sobre nosotros en internet. En muchas ocasiones, habremos encontrado ciertos datos que no nos gustaban y que querríamos borrar para siempre de la red. Es en estos supuestos en los que entra en acción el derecho al olvido.

Este derecho al olvido lo ejercemos cuando le pedimos a los motores de búsqueda, como Google, Yahoo o Bing, que desindexen nuestros datos para que otros internautas no puedan encontrarlos. De esta forma, los SERP o páginas de resultados del buscador ya no tendrán en cuenta los enlaces y podremos respirar tranquilos.

Eso sí, aunque el proceso es muy sencillo, siempre cabe la posibilidad de que acabe demorándose. En cualquier caso, presta atención, porque vamos a enseñarte los pasos que necesitas tener en cuenta para ejercer tu derecho al olvido de forma efectiva.

 

¿Cuándo nació el derecho al olvido? En mayo del año 2014

El derecho al olvido nació en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 13 de mayo de 2014, por la que se estimaba que los motores de búsqueda debían ofrecer una opción de desindexación a los usuarios por razones de información desactualizada y errores de fuente mal documentada o de carácter malicioso.

 Desde ese año, los formularios de Google, Yahoo y Bing han registrado miles de solicitudes, que han sido procesadas de forma manual para asegurarse de que se trabajaba con la identidad real del solicitante. Para entender cómo Google procesa tu derecho al olvido, puedes leer un cuestionario de preguntas frecuentes y un informe con todas las estadísticas de URL retiradas hasta ahora.

El derecho al olvido: pasos fáciles para ejercerlo

La clave para que no tengamos información incómoda sobre nosotros en internet es vigilar los archivos y los textos que subimos. Desde pequeños, debemos tomar conciencia de que todo lo que aparece en la pantalla relativo a nosotros puede utilizarse en nuestra contra, así que tenemos que enseñarle a nuestros hijos cómo utilizar la red de forma responsable. Además, debemos aprender a realizar compras online con seguridad para prevenir cualquier tipo de ciberdelito.

En primer lugar, intenta que no se te escape nada de la información introductoria. En muchos casos, puedes encontrar información relacionada con el procedimiento para solicitar la eliminación de datos de los niños o condiciones de borrado para la zona europea.

Ahora, rellena todos los espacios en blanco. Los que tienen un asterisco son los indispensables, pero ten en cuenta que cuantos más datos le des al motor de búsqueda, más variables tendrá para tomar una decisión sobre tu derecho al olvido. En resumidas cuentas, es mejor que le des todas las facilidades a Google, Yahoo o Bing para hacer su trabajo.

Cuando bajes la pantalla, encontrarás el hueco para poner todas las URL que quieres poner en tu historial de desindexación. Lo primero que debes hacer es copiar y pegar literalmente cada una. Después, indica un buen motivo detallado para que los motores entiendan por qué deberían borrar una parte de tu huella digital de su base de datos.

Con Google no lo tendrás tan fácil, porque la empresa da prioridad a aquellos casos en los que se pide que se borren historiales delictivos o material políticamente vulnerable. En cualquier caso, no bajes la guardia, porque tu proceso podría resolverse más rápido de lo que piensas.

En último lugar, debes introducir una firma digital que garantice tu identidad a través de tu nombre completo. Completa el CAPTCHA que te piden y haz click en el botón “Enviar” para que tu solicitud llegue hasta su destino.

Los buscadores tardarán un tiempo en responderte, por la cantidad de solicitudes prioritarias que tendrán en su base de datos. En cualquier caso, contactarán contigo y te darán una solución para que no te preocupes sobre tus datos.

Puedes encontrar más información y consultas sobre cómo funciona el derecho de supresión o al olvido gracias a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Además, tienes a tu disposición una serie de guías y herramientas que te ayuden a proteger tus datos en internet.

Por último, pero no por ello menos importante, debes entender que ejercer tu derecho al olvido no significa que tu huella digital va a desaparecer de internet. Al contrario, si quieres que todos tus datos sean borrados, tendrás que contactar con cada uno de los webmasters de la página donde se encuentren, solicitando de forma educada que los eliminen. Si estos te responden y acceden a hacerlo, ya no necesitarás seguir más pasos para terminar con todo el proceso.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Analiza tus  gastos hormiga y aumenta tus ahorros

En este post te explicamos qué son los gastos hormiga y cómo eliminarlos de tu día a día para que consigas ahorrar una cantidad considerable al año.

11 febrero, 2019
Cómo preparar los modelos que debes entregar a Hacienda dentro de una semana

Descubre los modelos que tienes que entregar a Hacienda en el último trimestre del año y cómo cumplimentarlos debidamente.

15 octubre, 2020
¿Qué impacto está teniendo esta crisis sanitaria en los mercados de renta fija?

Artículo elaborado Geescooperativo, Sociedad Gestora de Instituciones de Inversión Colectiva del Grupo de Cajas Rurales Las medidas de confinamiento adoptadas…

20 abril, 2020