Te ayudamos a lograr tus propósitos financieros del 2020

8 enero, 2020
Comparte

Comenzamos nuevo año y también los propósitos de año nuevo. Los regalos de Navidad, las compras de última hora y los compromisos sociales nos han obligado a gastar una gran cantidad de dinero en el último mes, y es muy probable que estemos pensando en motivaciones para poder ahorrar en el comienzo del nuevo año. 

Como sabemos que nunca es fácil, te vamos a ayudar a planear objetivos realistas, realizables, alcanzables y motivadores que te permitan elaborar unos buenos propósitos financieros.

La motivación es diaria, comienza desde el primer momento en el que puedes ver los resultados de tus acciones. Poco a poco puedes ampliar tus objetivos para cumplir metas cada vez más exigentes. Te aseguramos que, conforme más vayas progresando, ¡más adictivo será!

El decálogo para crear una lista de propósitos financieros

Recuerda que para poder ahorrar en tu cuenta bancaria necesitas hacer pequeñas renuncias que te acerquen a tu compromiso. Estamos hablando de aprender a priorizar recursos, y sobre todo de prescindir de ciertos gastos completamente innecesarios para nuestra economía.

    1. Analiza tu capacidad financiera. Plantéatelo por etapas: de forma mensual o trimestral. Estima ingresos y calcula gastos para conocer tu presupuesto en ese período de tiempo y poder cuantificar tu ahorro.
    2. Afronta tus deudas. No dudes en utilizar cualquier de estos dos métodos, los de Bola de Nieve o Avalancha, para ver cómo tus deudas se van reduciendo con el paso del tiempo. El primero es acumulativo, porque tienes que destinar una cantidad de deuda ahorrada cada mes a pagar la deuda más pequeña que tengas, y progresar hasta que hayas pagado la más grande. En la avalancha el método consiste en organizar tus deudas según la tasa de interés a pagar, de forma que tu deuda más elevada será la que tenga una cuota mayor.
    3. Define dos variables: el dinero que quieres ahorrar el mes y el método que te ayudará a conseguirlo. Visita la sección Ahorro de nuestro blog para disfrutar ahorrando con técnicas como el reto de las 52 semanas, los porcentajes de Harv Eker, los seis sobres...
    4. Empezar no es  nada fácil, así que escribe en un papel el motivo por el que quieres ahorrar, con objetivos a corto y largo plazo que sean diferentes y específicos. Siempre puedes, por ejemplo, crear un fondo de emergencia para las situaciones adversas que tengas en el futuro, o un colchón de ahorro de cara al futuro. La cantidad que deposites dependerá de tu fondo de emergencia, que debería cubrir entre tres y seis meses de gastos. 
    5. Implica a tu familia en tu lista de propósitos. Muchas veces, hablar con nuestros seres queridos nos ayuda a empezar y nos reconforta en nuestra tarea. Cuéntales qué beneficios tendrá para ellos, de forma que logréis motivaros en cualquier situación.
    6. No dejes que los gastos hormiga se introduzcan en tu vida. Ponles freno. Ya sabes que los gastos hormiga son esos pequeños gastos que no se tienen en cuenta en nuestro día a día, pero que, cuando echamos cuentas a fin de año, suponen un desembolso interesante.
    7. Apúntate a actividades de ocio gratuitas en tu ciudad: museos, bibliotecas, free tours… No confundas tener que ahorrar gastos con quedarte todo el día en casa haciendo manualidades. Siempre puedes organizar una escapada con tus hijos o con tus padres ese día en el que el museo es gratuito. También puedes irte al cine el día del espectador o puedes contratar una guía gratis para hacer turismo por los rincones perdidos y exóticos de tu ciudad. Al final, siempre puedes darle una pequeña propina al guía por los servicios prestados.
    8. Hacer regalos con tus propias manos, o regalos espirituales, fomentará tus vínculos con las personas.  El Do It Yourself (DIY) está de moda, y eso significa que comprar los utensilios y ponerse manos a la obra nunca fue tan fácil. Tus amigos o tus familiares se sentirán realmente queridos cuando desenvuelvan ese regalo que tú les has preparado con tanto esmero para su cumpleaños.
    9. ¿Conoces los beneficios de invertir en un producto financiero? Cuando tengas una buena cantidad ahorrada, tal vez es el momento de dar el paso. Define muy bien cuál es tu perfil inversor: conservador, moderado o arriesgado, utilizando la guía que pone Gescooperativo a tu disposición.
    10. No dejes tus gastos e ingresos sin medir durante mucho tiempo. Asegúrate de que realizas un control mensual o semanal, de la evolución de tus gastos e ingresos, y compáralos con el año anterior para motivarte a seguir cuando pienses que todo está perdido.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Siete ventajas de la tecnología para las personas mayores

Las personas mayores pueden beneficiarse de la tecnología. En Caja Rural Central pueden configurar la cantidad de efectivo que quieren retirar en cajeros de forma automática.

21 agosto, 2019
La Fundación Diocesana San José Obrero recibe 10.000 euros por parte de CRC

La Entidad colabora dentro de su obra social con la Fundación Diocesana de San José Obrero con la donación de dos becas por un importe total de 10.000 euros.

23 enero, 2019
¿Eliminar el efectivo para luchar contra la economía sumergida en España?

Eliminar el dinero en efecto es una de las principales medidas para combatir la economía sumergida y fraude fiscal.

17 enero, 2019