¿Qué hago si estoy en una lista de morosos?

11 agosto, 2020
Comparte

Es posible que alguna vez hayas incurrido en un impago, bien sea en los plazos de la hipoteca, en una tarjeta crédito o en algún otro servicio financiero. En el corto plazo, es posible que no hubiera tenido consecuencias porque ya habías resuelto el inconveniente, pero lo que no sabemos es que no existe una cantidad mínima para ingresar en una lista de morosos.

La consecuencia es que tal vez has pasado a formar parte de una de estas listas sin darte cuenta. Más de una vez ha sucedido que las personas no lo saben hasta que van al banco a pedir una financiación o una tarjeta de crédito, o cuando quieren financiar un producto. También cuando quieren darse de alta en una compañía eléctrica o telefónica.

Si la empresa decide inscribirte en ella, tenemos un problema, pero lo podemos subsanar conociendo las condiciones que deben cumplirse para que dicha reclamación por impago continúe o cese su trámite.

Un requerimiento importante es que la deuda exigible, vencida y cierta exista en realidad, y que se considere impagada. Además, debe haber un requerimiento previo de pago explícito por parte de la compañía. Si estos dos supuestos no se cumplen o existen pruebas documentales que los contradigan, podría determinarse la desaparición cautelar del dato personal desfavorable y la eliminación de la deuda del fichero para casos de reclamaciones administrativas, arbitrales o judiciales.

El acreedor o el que actúa por cuenta ajena tiene que asegurarse de que todos los requisitos exigidos confluyen cuando notifique los datos adversos al responsable del fichero común.

Hablamos de un problema que afecta a más de 4 millones de españoles en nuestro país. Las listas de morosos reflejan a muchas personas físicas y jurídicas, y los registros principales a los que debemos acudir para conocer nuestra situación son la Central de Información de Riesgos (CIRBE), la Asociación Nacional de Entidades Financieras de España (ASNEF) y el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI).

30 días es el plazo que tiene la empresa o entidad responsable para inscribir el nombre de la persona en la lista de morosos. El afectado debería recibir una carta a su correo postal, indicando que tiene este mismo número de días para modificar sus datos si hay alguna anomalía; es decir, si no hay deuda o si la cantidad registrada es diferente. Sin embargo, lo más probable es que esa carta llegue a la dirección equivocada o que vaya directamente al lugar donde el dueño vivía con anterioridad. Esta es la causa de que el fichero ASNEF suba a una media de 200.000 personas al mes.

Consulta la lista de morosos ASNEF para saber si estás en ella

Existen dos posibilidades. Si has recibido la carta a tu dirección postal, es tan fácil como apuntar el código y presentarlo junto con tu DNI a Equifax Ibérica, la empresa que gestiona todo el registro de ASNEF. Ellos te comunicarán si has entrado o no en la lista de morosos.

Pero si no te ha llegado la comunicación escrita, tienes que escribir a sac@equifax.es, o escribir un correo al apartado de correos 10.546, Madrid 28080. El Servicio de Atención al Consumidor te pedirá una serie de datos que tienes que facilitarles. El nombre y apellidos o razón social de tu empresa; DNI/NIF/CIF y un domicilio para que te llegue la respuesta. Si cuentas con un certificado de ciudadano de la Unión, tienes que acompañarlo con una fotocopia del documento de identidad en el país de origen, una fotocopia del pasaporte, la firma y la fecha de envío.

Una vez Equifax haya recibido toda la documentación, el plazo máximo de contestación establecido por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es de un mes desde que la reciben, prorrogable a dos meses siempre y cuando el responsable del fichero informe a tiempo y de forma fundamentada al interesado. Ten en cuenta la duración de los vencimientos impagados, porque el registro indica que no se pueden registrar datos con una duración superior a seis años.

No te agobies si descubres que perteneces a un lista de morosos de ASNEF. Siempre puedes pedir la rectificación, cancelación, oposición o limitación del tratamiento de datos por la misma vía que has utilizado para el envío de la documentación: sac@equifax.es y el apartado de correos 10.546, 28080 Madrid. La respuesta puede ser que se cancelan los datos o que es imposible, porque la entidad acreedora los ha confirmado. Si es así, acude a la compañía responsable para que te indiquen el motivo.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Blinda tu casa contra robos

Sal de casa tranquilo. Sigue los consejos que te damos en este post y evita robos en tu vivienda cuando no estés.

20 marzo, 2019
Que tus niños no se queden atrás. ¡Enséñales trucos de ahorro para su bolsillo!

Estas técnicas de ahorro te ayudarán a enseñar a tus niños cómo organizar su dinero para contribuir a las cuentas de la casa de forma rápida, sencilla y cómoda.

23 abril, 2021
La importancia de la reforestación para frenar la desertificación

España es uno de los países más afectados por la desertificación. Articular medidas que mitiguen su avance, como las impulsadas por la ONG Reforesta, es una prioridad

8 noviembre, 2019