Gestionar una herencia y ahorrar, ¡desde Caja Rural Central te ayudamos!

27 mayo, 2019
Comparte

A través de los datos publicados por el Consejo General del Notariado tenemos constancia de que 4.302 herencias han supuesto una “renuncia pura y simple de herencia o legítima incluida la futura” en la Comunidad Valenciana, durante el año 2018. Es un 108% más que en 2017.

¿Por qué una persona renuncia a la herencia de sus progenitores o de su cónyuge?

Una de las razones se encuentra en el Impuesto de Sucesiones, un tributo regulado por cada comunidad autónoma según el tipo impositivo; es decir, el importe a pagar, que cada una rige por ley. Es importante saber que se tienen en cuenta las normas de aquella comunidad en la que más tiempo residió el fallecido en sus últimos cinco años de vida. Pero también hay otros factores como las dimensiones de la herencia -cuanto mayor, más se paga-, el grado de parentesco con el difunto; el número de herederos o si estos son menores o discapacitados.

La herencia es un momento al que nadie quiere enfrentarse, por las connotaciones que conlleva. Sin embargo, la previsión nos ayudará a ahorrar para que podamos recibirla en condiciones, pagando la menor cantidad posible por ella.

Otra de las principales causas que nos pueden llevar a renunciar a una herencia son las deudas de la persona difunta. Estas deudas pasan a ser responsabilidad directa del heredero cuando la persona fallece. Pero existe una fórmula para evitar este problema: solicitar la herencia a beneficio del inventario. Esto provocará que las deudas se paguen con el patrimonio de la herencia y, sólo después, recibas el dinero sobrante.

Consejos para ahorrar ante una herencia

Para empezar, siempre es buena opción tomar una serie de decisiones antes del fallecimiento, de forma que evitemos renunciar a la herencia por lo abultado que resultará el impuesto. De esta forma podemos:

  • Dar la herencia a varios herederos. El Impuesto de Sucesiones, al ser un tributo progresivo, grava la herencia en función de la cantidad de dinero que se otorga. Es por ello una buena idea repartir el montante entre varias personas. Una buena idea sería, en vez de dejar todo al cónyuge, repartirlo entre los hijos de los herederos, o incluso entre los nietos. En el caso de un padre que tiene un hijo único que tiene dos hijos, podría dividirlo entre él y los nietos para reducir la factura fiscal.
  • Donar cuando se está vivo. La donación o la cesión de los bienes en vida también está regulado por el Impuesto de Sucesiones, pero ten en cuenta que recibe una cuantiosa bonificación por parte de las comunidades autónomas, por lo que suele ser una opción con una menor carga fiscal. También es una gran idea aprovechar los mínimos exentos de algunas regiones, que aplican a las transmisiones a hijos. En este caso, varía si la donación es dinero en efectivo o bienes. Si son bienes, se generan unas plusvalías como las de las viviendas, los fondos o las acciones, que hay que incluir en la Declaración de la Renta.
  • Reducción por vivienda normal. Los inmuebles incluidos en la herencia están contemplados en el Impuesto de Sucesiones de cada Comunidad entre el 95% y el 99% con un límite de 122.606,47€. Eso sí, para acogerse a esta reducción, en los diez años siguientes a la transmisión, la vivienda no se puede vender.
  • Dónde tienes que pagar. Existen dos maneras de hacer el pago. Por un lado, si el donante y el receptor están en la misma comunidad, es fundamental acogerse a las tasas del impuesto en ese sitio. Si el contribuyente decide cambiar su domicilio fiscal, tiene que saber que se aplicarán las normas de la comunidad autónoma donde el fallecido haya residido más tiempo en sus últimos cinco años de vida. Así se evitarán los cambios exprés de domicilio para pagar menos impuestos.
  • Procura no caer en la doble tributación. Piensa de antemano dónde quieres que acaben tus bienes, para poder ahorrar en la herencia. Cuando un viudo recibe la herencia de su pareja al fallecer, tiene que pagar el Impuesto de Sucesiones al recibirla. Cuando fallezca y esta herencia se transmita a los hijos, estos tendrán que hacer frente a dicho impuesto, de forma que se tributaria dos veces por lo mismo. Procura no caer en estas trampas y lograrás un buen ahorro en la cantidad final a tributar de la herencia. 

Caja Rural Central te ofrece un servicio de asesoramiento personalizado

Caja Rural Central pone a disposición de todos nuestros clientes un servicio personalizado de asesoramiento. Gracias a este trabajo, los clientes cuentan con una verdadera orientación profesional sobre las posibilidades reales que tienen tanto para recibir una herencia como para preparar la herencia que dejarán ellos a sus seres queridos.  ¿Te gustaría informarte más en detalle? Acércate a una oficina de Caja Rural Central y te facilitaremos toda la información que precises.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Descubre cómo intentan los delincuentes robarte en el cajero automático

No abandones el cajero ante una operación que no haya sido correcta, ni en el caso de que el cajero no te devuelva la tarjeta o el dinero. ¡Repasa más consejos!

28 marzo, 2019
Confianza de los agricultores millennials en la tecnología

Los tan populares millennials son nativos digitales, y como no, este dominio de la tecnología les lleva a sacarle el mayor partido en todos los aspectos. La agricultura no iba a ser menos.

11 julio, 2019
Ciberseguridad: cómo mejorar la seguridad en la red

¿Sabes si tus pasos son seguros en internet? Sigue estos consejos de ciberseguridad de Caja Rural Central.

25 junio, 2018