¿Emprendedor? Mide y analiza los riesgos de tu empresa

10 septiembre, 2019
Comparte

Emprender es una actividad de riesgo que supone escapar de la zona de confort y enfrentarse a nuevos retos e incertidumbres. Existen riesgos empresariales comunes a todas las empresas, sean del tipo que sean. Saber cuáles son esos riesgos y cómo prevenirlos es esencial para asegurar la estabilidad del negocio.

Los riesgos empresariales, por lo general, suelen clasificarse entre riesgos externo e internos. Aunque también podemos hablar de los riesgos de negocio, que afectan a las decisiones únicamente empresariales; frente a los riesgos accidentales, que serían los circunstanciales.

Clasificación de los riesgos de una empresa

Riesgos externos

Se producen en el seno de la actividad de la empresa y son riesgos que pueden ser decisivos a la hora de asegurar la estabilidad de la misma. Entre ellos encontramos:

  • Ciclo económico del país. La situación económica de los países es algo que debe tenerse en cuenta. Mientras que las épocas de bonanza económica suponen una mayor estabilidad, las crisis económicas pueden hacer tambalear la actividad empresarial. El ejemplo más cercano lo encontramos en la crisis española de 2007.
  • De localización. El enclave de una empresa en un país es determinante para su actividad, por la legislación propia de cada estado.
  • De fuerza mayor. Son todas aquellas situaciones impredecibles e incontrolables, como catástrofes naturales, las guerras, los golpes de estado…

Riesgos internos o estratégicos

Son los riesgos que se derivan de las decisiones propias de la empresa.

Aquí, podemos hablar de los riesgos económicos, los relacionados con los procesos y productos, su relación con la competencia, el precio, la calidad de los productos, servicios ofrecidos, etc. Y, también, los riesgos financieros, como una falta de liquidez, excesiva financiación, carencias en la gestión de inventarios, baja productividad...

Otros riesgos que no debemos dejar pasar por alto están relacionados con:

  • Capital humano. La alta rotación de personal o las dificultades para su contratación pueden poner en peligro la estabilidad de la empresa.
  • Tecnología y los sistemas. La falta de seguridad sobre los equipos informáticos y una deficiente organización de procedimientos documentales pueden influir en la productividad.
  • Riesgos laborales. Si un trabajador sufre un accidente en el entorno laboral o padece una enfermedad.

Ahora que conoces los riesgos a los que una empresa se enfrenta en su día a día, el siguiente paso es establecer un plan para prevenirlos, evitarlos y así, minimizar su impacto en el negocio.

Seguros para empresas

Como hemos visto, asumir riesgos es una tarea más para cualquier emprendedor. Por ello, contar con un partner de confianza te ayudará a superar estas dificultades.

La compañía de seguros Seguros RGA cuenta con amplio catálogo de seguros destinados a empresas, con soluciones personalizables orientadas a proteger sus bienes e incentivar su rentabilidad:

  • ​Seguro Multirriesgo Industrial​​​. Seguro adaptado a las Pymes manufactureras, ya sea industria, reparación, transformación material o de almacenamiento. Protege a la empresa tanto de los riesgos internos como externos que puedan perjudicar a la actividad material y económicamente.
  • Seguro de Transportes. Seguro para proteger las mercancías por tierra, mar o aire.
  • Seguro Multirriesgo de Comercio. Tres modalidades de contratación con amplias coberturas y asistencia 24 horas.
  • Seguro de Responsabilidad Civi​l. Seguro imprescindible para todo tipo de empresas, para asegurar la responsabilidad civil en caso de daños a personas ajenas a la empresa, caso en el el perjudicado puede reclamar y la empresa la obligación de indemnizar.
  • ​​Seguro de Protección Jurídica. Seguro con una amplia gama de coberturas en materia judicial para la defensa ante cuestiones de tipo laboral, civil y penal con un servicio de asistencia telefónica.
  • Seguro Todo Riesgo de la Construcción. Para cubrir los daños y pérdidas materiales que se produzcan en una obra, originados por cualquier tipo de causa accidental e imprevisible, e incluso, de origen natural.
  • ​​​Seguro de Crédito y Caución. Contar con el respaldo de un partner en caso de sufrir impagos por parte de clientes que ayude a recuperar el dinero. Además este producto permite cubrir las necesidades legales o contractuales de afianzamiento, liberando recursos financieros y favoreciendo la capacidad de crédito de la empresa.
  • ​Seguros Colectivos, como seguros de vida, planes de pensiones y previsión, y planes de ahorro e inversión para los empleados.
  • ​Seguro de Invernaderos. Es un Seguro Multirriesgo que protege las instalaciones destinadas al cultivo y cuidado de plantas mediante el empleo de energía solar frente a condiciones climáticas adversas.
  • ​Seguro de Robo para cubrir las pérdidas originadas por la desaparición, destrucción o deterioro de bienes fruto de un robo cometido por cualquier persona ajena a la familia del asegurado y o personas que no convivan o dependan del mismo.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Beneficios de la Responsabilidad Social Corporativa

La Responsabilidad Social Corporativa ya forma parte de la mayoría de negocios, no solo de las grandes empresas, puesto que aplicarla supone una serie de beneficios. En el post de hoy te explicamos cuáles son.

4 octubre, 2018
El riesgo país, un indicador a tener en cuenta antes de exportar

Te contamos en qué consiste el riesgo país y por qué es un indicador a tener en cuenta si vas a introducir tus productos o servicios en nuevos mercados

30 julio, 2019
Renting de coches: ventajas para empresas, autónomos y particulares

El renting es una modalidad de alquiler a largo plazo que ya supone en nuestro país el 20,20 por ciento del total de las compras de automóviles.

1 octubre, 2019