El neuromarketing: aprende a detectar el comportamiento de los clientes para mejorar tus venta

1 julio, 2021
Comparte

La función del neuromarketing es conseguir ventas, pero también entender las necesidades de los consumidores para preparar una buena estrategia de negocio para las empresas. Muchas de ellas extraen información como las variables geográficas o personales o el país del que procede el consumidor, pero siempre es necesario entender cómo funciona su cerebro para poder darle el mejor servicio posible.

Esta disciplina se encarga de analizar la toma de decisiones de cada consumidor, lo que permite trazar una estrategia para poder atraerlo hacia el embudo de conversión o funnel que haya preparado previamente el negocio.

Hoy conoceremos cuáles son las ventajas de aplicar distintas técnicas del neuromarketing al negocio y de qué forma se pueden poner en práctica tres tipos distintos para captar la atención de los clientes y que empiecen a generar ventas en el menor tiempo posible.

 Las ventajas del neuromarketing: técnicas efectivas para la empresa

Para poder averiguar el perfil del consumidor, el neuromarketing emplea una tecnología muy avanzada, que permite también guiarlo durante todo el proceso de compra hasta que finaliza en el carrito. Esto le permite entender qué patrones mentales lo guían, considerando aquellos estímulos que una empresa puede tener en cuenta para mejorar sus planes comerciales.

La primera ventaja es que permite descubrir nuevos puntos de vista alejados de los estudios de mercado o las investigaciones tradicionales. Además, permite medir el impacto de los pequeños detalles de las campañas, mientras que permite transmitir la información más importante para generar una conexión emocional con él.

La segunda ventaja es que permite analizar al consumidor de forma no intrusiva, sin tener que entrar en contacto con él directamente para pedirle datos personales como el nombre o hacerle preguntas sobre sus gustos personales. Esto es lo que contribuye, sin duda alguna, al éxito de un negocio.

La tercera ventaja es que es mucho más preciso que otros tipos de marketing, porque emplea herramientas basadas en la comprobación empírica para entender el comportamiento y los pensamientos de los consumidores. En relación con el punto anterior, es posible analizar aspectos que no se saben o no se pueden esconder, con lo que aporta una mayor fiabilidad a las empresas.

En cuarto lugar, mejora en gran medida la experiencia de usuario. El gran beneficio de conocer a los consumidores nos permite acercarnos a ellos, a lo que están pensando, lo que permite diseñar una auténtica estrategia de experiencia de usuario, junto con un proceso de compra dinámico y un diseño atractivo para que se sientan atraídos desde el primer momento. La comparación de comportamientos en Test A/B será clave para mejorar el diseño web. En último lugar, refuerza la imagen de marca, porque contribuye a centrar la comunicación y el branding de la empresa hacia las necesidades reales del consumidor.

 

Así son los tres tipos del neuromarketing

Conocer las ventajas del neuromarketing nos permite conocer a los consumidores desde cerca, para entender cómo actúan o de qué manera van a reaccionar cuando les demos nuestros productos en el momento de pasar por el carrito de compra. Es importante, también, que comprendamos en qué consisten los tipos de neuromarketing que existen para tener una posibilidad real de impactar en su comportamiento.

El neuromarketing auditivo, por ejemplo, es el que emplea los sonidos de la música, los efectos sonoros o el silencio para dirigir el pensamiento de los oyentes hacia el punto que realmente se desea tocar. Ya sea un anuncio o una cuña publicitaria para tu negocio, no te olvides de preparar cada detalle para influir en la excelente memoria auditiva que tienen las personas.

El neuromarketing visual es el que emplea técnicas eficaces para captar el ojo de los consumidores, proponiéndoles precios en 0’99 para que parezcan más bajos, o utilizando palabras como “rebajas” cuando en realidad solo están regalando un segundo producto al mismo precio.

Finalmente, el neuromarketing kinestésico tiene como objetivo acceder a los sentidos del tacto, el olfato y el gusto, diseñados para retener sensaciones como las que percibimos en el día a día. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando un hombre o una mujer ofrecen degustaciones perfectamente preparadas en un supermercado. La presentación del producto es fenomenal, pero también la presencia del vendedor, que sabe vender el queso o el jamón para generar una gran impresión en el cliente.

El neuromarketing está compuesto por disciplinas holísticas, que afecta al conjunto de los sentidos para que el consumidor no pueda resistirse al producto que tiene delante de sus ojos. Aplica estas técnicas tan potentes a tu negocio para ver cómo aumentan las ventas y mejoran los procesos productivos para tener en cuenta todas sus necesidades.

 

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Caja Rural Central apoya a las fiestas de Carthagineses y Romanos de Cartagena

CRC ha firmado un acuerdo de colaboración con la Federación de Tropas y Legiones y las Fiestas de Carthagineses y Romanos.

18 septiembre, 2019
Cómo organizar una cena de empresa original y dentro del presupuesto

Te contamos las claves para organizar una cena de empresa navideña divertida y original, de la forma más económica posible.

13 diciembre, 2018
¿Qué novedades nos han ofrecido los mercados en esta última semana?

La gestora de Caja Rural Central, Gescooperativo, recoge en este artículo los puntos más importante de la situación actual ocasionada por el Covid-19.

6 mayo, 2020