Dinero en efectivo: conoce los límites de gasto en los países europeos

4 agosto, 2020
Comparte

El dinero en efectivo es el método de pago más habitual en nuestro país. Lo utilizamos diariamente en el supermercado, en los pequeños establecimientos, en el banco, en las tiendas… No podemos pensar en un mundo en el que no pudiéramos ser partícipes del tránsito constante de monedas y billetes de una mano a otra.

Sin embargo, la existencia de este dinero en efectivo es también causante de muchos problemas para la ley. Es por ello que el Gobierno ha llevado a cabo una propuesta con el objetivo de reducir el fraude fiscal y combatir la economía sumergida, que incentiva el uso de otras formas de transacción como son los dispositivos móviles o la tarjeta de crédito.

En estos tiempos de COVID-19, las autoridades ya han empezado a priorizar su uso, aunque es verdad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que el dinero en efectivo no es una fuente de contagio. El Banco Central Europeo (BCE) también ha argumentado que pagar en efectivo “sigue siendo un gran aliciente para los sectores sociales que, por diversas y legítimas razones, prefieren utilizarlo en vez de otros medios de pago”.

Esto es así porque “está aceptado y permite al pagador controlar sus gastos, además de ser un medio de pago que permite a los ciudadanos liquidar operaciones al instante”. También debemos tener en cuenta que “es el único medio de pago en dinero del banco central y que no conlleva la posibilidad legal de cargar una comisión por su uso”. A esto contribuye que “no requiere de una infraestructura funcional técnica y siempre puede usarse, lo cual es muy importante en caso de interrupción de los pagos electrónicos”

El límite actual para el abono de facturas o compras es de 2.500 euros, tal y como observa la Ley 7/2012, de 29 de octubre de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude. En ella viene recogido otro límite, el de 15.000 euros o su contravalor en moneda extranjera, para los pagadores que sean personas físicas y justifiquen que no tienen domicilio fiscal en España o que no actúen como empresarios o profesionales.

El Gobierno se ha propuesto reducir estos números a través del anteproyecto de Ley contra el Fraude Fiscal de 2018, con el que quiere conseguir que baje de 2.500 a 1.000 euros los pagos de dinero en efectivo por profesionales y de 15.000 a 10.000 las operaciones de ciudadanos que no residan en España. Sin embargo, el BCE argumentó que se trata de una medida “desproporcionada” a causa de la repercusión adversa que puede tener en el sistema de pagos en efectivo.

En cualquier caso, su incumplimiento tiene repercusiones contundentes. La multa puede terminar siendo proporcional del 25 por ciento de la base de la sanción, que establece la cuantía pagada en efectivo en operaciones de importe igual o superior a 2.500 euros o 15.000 euros, o su contravalor en moneda extranjera.

¿Qué límites tiene Europa para el pago con dinero en efectivo?

Los países de nuestro entorno han endurecido las medidas contra la economía sumergida y el fraude fiscal reduciendo las cantidades de dinero en efectivo que se pueden pagar, como sucede en Francia o en Portugal. El objetivo es evitar comportamientos como los de Alemania o Malta, sin límites para el pago en metálico. Estas son algunas de las limitaciones contempladas por los países de la Unión Europea:

Los países que no contemplan ningún tipo de límites son Alemania, Malta, Chipre, Eslovenia, Islandia, Bulgaria, Austria o Lituania. Existen casos particulares como el de la pequeña nación de Estonia, cuyo Banco central e instituciones crediticias deben aceptar las monedas y los billetes sin ninguna cantidad como tope.

En otros países como Dinamarca existen modelos mixtos, en los que no hay límite en los pagos en efectivo si exceden una cantidad. El consumidor está obligado a ser responsable con el comerciante si este no paga impuestos e IVA en el precio de compra. En Suecia, además de no haber límite, el comerciante no tiene obligación alguna de aceptar el dinero en efectivo si viene indicado antes de vender sus productos. Algo parecido sucede en el otro país escandinavo, Finlandia, que además de no tener límites no obliga a nadie en su legislación a aceptar efectivo como pago.

En el resto de países, los límites son muy variados e incluso cambian entre personas físicas o profesionales. Este es el caso de Eslovaquia, donde los pagos en efectivo de estos últimos y de los particulares no pueden superar los 5.000 euros, 15.000 euros para personas físicas con fines ajenos a su actividad comercial. Francia, por ejemplo, realiza una distinción entre 1.000 euros de dinero en efectivo como máximo para profesionales residentes (3.000 antes del 2015) y 15.000 euros para los no residentes.

En Hungría, los pagos en efectivo entre particulares no tienen límite, aunque entre profesionales giran alrededor de los 5.000 euros/mes. Portugal establece su límite en 1.000 euros, con una acreditación del banco si la cifra es superior. En República Checa esta cifra es de 14.000 euros, y no se pueden dar más de 50 monedas.

En Bulgaria, el límite es de 5.100 euros, por los 1.500 de Grecia. Bélgica, desde 2014 registra hasta 3.000 euros, mientras que Reino Unido obliga a los consumidores a registrar su identificación con más de 15.000 euros.

Es conveniente tener en cuenta las obligaciones generales que impone la Unión Europea para limitar el dinero en efectivo, que consisten en declarar ante las autoridades aduaneras al entrar o salir de la UE con 10.000 euros (o equivalente en otras divisas) o más en dinero en efectivo. La multa consiste en la retención del dinero y en una multa. Pero si quieres viajar de un país de la UE a otra con esa cantidad de dinero o más, debes consultar si es obligatorio declararlo ante las autoridades aduaneras de los países de procedencia, de destino y de tránsito.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Señales para saber si ahorras lo suficiente

Desde Caja Rural Central te animamos a descubrir si ahorras lo suficiente y cómo podrías ahorrar mejor con diferentes técnicas y estrategias. ¡Descúbrelas!

28 octubre, 2019
Identificamos los errores más comunes de los nuevos emprendedores

Dentro del ámbito financiero hay una serie de fallos que diferencian a los emprendedores buenos de los malos. Os los detallamos en este post, ¡para que entréis en la categoría de buenos emprendedores!

22 mayo, 2019
Situación actual de los mercados (Covid-19)

Desde CRC queremos transmitir tranquilidad ante la difícil situación que nuestro país y el mundo entero está sufriendo. Por ello, en este post resumimos lo que está pasando en los mercados de valores y cómo afrontar estos momentos de pánico.

26 marzo, 2020