Descubre cómo funcionan los marketplaces para aumentar las ventas en tu negocio online

25 agosto, 2020
Comparte

Hoy en día, cada vez más autónomos y empresas buscan nuevas oportunidades de negocio en internet. Una de las apuestas más comunes son los marketplaces, espacios en los que vendedores y clientes intercambian productos y servicios para llegar a acuerdos que les beneficien. Se trata de una tienda de tiendas digitales en los que se puede encontrar casi cualquier cosa que busques.

Seguro que conoces grandes ejemplos como Amazon, Privalia, Vente Privée, Fnac o eBay. Los marketplaces son intermediarios que exponen una gran cantidad de productos para que los usuarios puedan elegir el que más se ajuste a sus necesidades. Piensa en las ventajas que esto supone, en términos de oferta pero también en términos de demanda.

¿Qué tipos de marketplaces existen?

Tres son los tipos de marketplaces, cada uno con sus particularidades a valorar si queremos elegir el mejor para nuestra negocio. Están los on demand, que da respuesta a una necesidad del cliente en el momento en el que surge, y emplea una buena red de proveedores para acercar su servicio lo antes posible. Entre estos encontramos a Uber o Deliveroo.

También tenemos los marketplaces managed, que en la línea de Amazon, eBay o Rakuten permiten a fabricantes y distribuidores intercambiar productos en una plataforma gestionada por un tercero, que se encarga de procesos vitales como el almacenamiento o el envío.

Por último nos encontramos con los community-driven, un formato como el de Etsy, que está dirigido a vendedores pequeños, artesanos o productos de segunda mano. Se basa en el modelo managed, pero busca crear una comunidad sólida entre sus miembros.

Ten en cuenta, también, que según las tipologías puede haber marketplaces generalistas con todo tipo de productos y servicios o de nicho y verticales, en el caso de especializaciones en sectores. Entre estos últimos podemos ver el caso de Tiendanimal o Zooplus, especializados en mascotas.

Lo bueno y lo malo de los marketplaces

Conocer los tipos de marketplaces que existen en el mercado nos ayuda a hacernos una idea de qué modelo queremos antes de tomar la decisión de invertir en uno de ellos. Sin embargo, también tenemos que conocer las ventajas e inconvenientes que vienen asociadas a este tipo de negocio.

Debido a los altos costes que provienen de las comisiones, no es tan fácil lanzarse de cabeza a invertir en un marketplace. Tampoco pienses que tendrás que ahorrarte todo el dinero que proviene de tiendas online o páginas web. En general, la cantidad de beneficios puede sobrepasar a la de contras, pero vamos a analizar las ventajas una a una para que puedas comprenderlas bien.

Piensa en la comodidad de tener un marketplace en el que puedes tener un gran apoyo en cuanto a logística, almacenamiento, envíos, gestión de plataformas o atención al cliente. También lograrás generar confianza como una marca nueva, pues los clientes están acostumbrados a adquirir sus productos y servicios en marketplaces de confianza como Amazon o Uber.

Otra posibilidad que te ofrece este modelo de negocio es que puedes dar un buen impulso a tu SEO, que por lo general comienza con un buen posicionamiento online dentro de los motores de búsqueda. El volumen de tráfico suele ser bastante alto, lo que unido a la mayor visibilidad, te permite aparecer al lado de grandes marketplaces.

Sin embargo, para poder analizar antes de dar un paso hacia adelante, también tenemos que conocer de qué manera un marketplace podría suponer un punto negativo en nuestra estrategia empresarial. Estos son algunos de los inconvenientes.

La falta de diferenciación es uno de los factores negativos más importantes, porque es muy difícil diferenciar tus productos en un mercado lleno de compradores y vendedores. Tampoco ayuda al branding o a la construcción de tu imagen de marca, porque tus productos deben tener un patrón parecido que impida personalizarlos.

A esto se unen los márgenes de venta, que tienden a disminuir por la necesidad del pago en la cuota mensual y la comisión que se produce con cada pago; o la enorme competencia, que puede dificultarte la visibilidad en una plataforma que ordena los productos por las compras realizadas o por la publicidad que se muestra a los usuarios.

También debes saber que los clientes del marketplace no son tus propios clientes, por lo que prescindes de cualquiera opción para fidelizarlos y crear una base de datos a la que volver en el futuro para poder segmentar tu estrategia comercial.

Si hablamos de los compradores, podemos observar que las ventajas más claras están en la comodidad de poder comprar lo que necesitan en un mismo lugar; la posibilidad de aprovechar ofertas y promociones; ofertas prime para recibir los productos de un día para otro o todos los comentarios que facilitan la decisión de compra en última instancia.

Ahora que conoces todos los factores para poder tomar una buena decisión sobre los marketplaces a los que te gustaría entrar, prepara una estrategia que los tenga en cuenta. De esta forma accederás a nuevos públicos y tu imagen web o de tienda online te permitirá acceder a la venta online omnicanal que impulsará tus negocios.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Cómo comprar durante el confinamiento por coronavirus

Consejos y medidas de prevención e higiene que debes tener en cuenta a la hora de comprar durante el confinamiento por coronavirus.

20 marzo, 2020
Cuatro claves para preparar el plan energético de tu negocio

Descubre cómo preparar un plan energético para tu empresa para ser más eficiente y reducir el gasto en energía

5 agosto, 2020
Descubre las claves para triunfar entre los clientes extranjeros

En Caja Rural Central puedes utilizar las herramientas y contratar los servicios que ponemos a disposición de tu negocio para ofrecer a tus clientes extranjeros una inmejorable experiencia de compra.

11 enero, 2019