Defiende tu privacidad en internet. ¿Cómo gestiono las famosas cookies?

5 julio, 2021
Comparte

La famosa política de cookies es uno de los instrumentos que tienen las empresas para ofrecernos anuncios personalizados cuando entramos en sus páginas webs. Es la información que se recopila del usuario y que lleva a los administradores de estos portales a cumplir con la normativa legal vigente en internet.

La realidad es que, por muy bien que suene, este puede ser uno de los métodos que empleen los ciberdelincuentes para descubrir nuestros patrones de conducta con el objetivo de sustraer nuestros datos con fines delictivos. A fin de cuentas, y aunque protejamos nuestra seguridad en los dispositivos tras cada conexión, ellos pueden acceder a nuestros navegadores en el momento que menos lo esperemos o incluso tentarnos con ciberdelitos como el phishing, el smishing o el malware.

Hoy vamos a contarte qué puedes hacer para configurar tus cookies y decidir qué empresas van a recopilar tus datos cuando vuelvas a entrar en su página web para comprar ropa deportiva o para leer tu periódico digital favorito.

El objetivo de las cookies: recopilar tus datos personales

Las cookies son pequeños ficheros que se guardan en tu dispositivo y tienen información importante de páginas webs que has visitado. En ellos vienen recogidos datos significativos como el idioma del navegador, la zona horaria, el correo electrónico e incluso tu teléfono móvil en el caso de que lo hayas proporcionado mediante un formulario.

Si vas a introducir información, siempre debes vigilar que no lo hagas en sitios inseguros. Las empresas recopilan nuestros movimientos en pequeñas carpetas, de forma que los anunciantes puedan segmentar productos a las personas que estén realmente interesadas.

Esto significa que, si entras en una pestaña de pañales para bebé y luego abres una red social como Facebook, podrías encontrarte uno o dos anuncios sobre esta temática. Lo mismo sucede cuando se te abre una pequeña ventana emergente con ofertas de vuelo y, sin que te des cuenta, encuentras varios espacios publicitarios con viajes de Madrid a Barcelona.

Aprende a configurar tus cookies para que no lleguen a tu información

Ahora que conoces lo que son las cookies, ha llegado el momento de plantearse cómo configurarlas para que no intercedan en tu navegación diaria. Puedes aprovechar la ocasión para instruir a tus hijos sobre el uso de la tecnología y las redes sociales, indicándoles qué patrones tienen que seguir para evitar anuncios de publicidad indeseados.

¿Cómo puedes conseguirlo? Empieza por revisar las instrucciones de tu navegador favorito, una página específica donde te indican exactamente qué hacer para organizar estos paquetes de información. Entra en estos enlaces para ver las guías de Google Chrome, Mozilla Firefox, Internet Explorer y Safari.

En segundo lugar, tienes que deshabilitar las cookies. ¡Es muy fácil! En Google Chrome, el navegador utilizado por millones de personas día a día, tienes que acceder a “Configuración” y “Mostrar opciones avanzadas”. En el menú desplegable puedes hacer click en “Privacidad”, una pestaña que te llevará a “Configuración de contenido”. Allí tendrás la opción de deshabilitar las cookies con la opción “No permitir que se guarden datos de los sitios”.

Si lo que quieres es gestionar tus cookies desde un mismo lugar, para decidir cuáles de ellas quieres deshabilitar, solo tienes que continuar el camino que te hemos indicado hasta “Privacidad” y hacer clic en “Cookies y datos de sitios”, donde podrás seleccionar la opción “Ver todas las cookies y datos de sitios web”.

Otro consejo consiste en eliminar las cookies en la página web conforme la visitas. Esta tercera opción te da el control de tu privacidad, por lo que solo tienes que entrar en el candado de la parte izquierda de la url, en el apartado superior del navegador, para ver las “Cookies”. Allí podrás decidir cuáles quieres bloquear o eliminar, para que la empresa que tiene tu información no pueda captarte como usuario publicitario.

Recuerda que, elijas la opción que elijas, cuando entres por primera vez a un portal web deberías aceptar solo las cookies propias, que son las que utiliza la empresa para funcionar, asegurándote de que vienen con un temporizador para que desaparezcan dentro de unas horas. En el caso de las cookies de terceros, es recomendable que aceptes sólo las que hay en las páginas que visitas, o ninguna si no quieres que nadie pueda hacer un perfil publicitario o comercial personalizado sobre tus gustos y preferencias.

Son muchos trucos, pero lo bueno es que puedes organizarlos para empezar a cuidar de tu privacidad en internet desde el primer minuto. Asegúrate de que se lo enseñas al padre o a la madre, así como a los hijos, para que todos en casa sepáis cómo se difunden vuestros datos en internet, de forma que estaréis más protegidos, navegaréis más cómodos y tendréis menos miedo a los ciberdelitos.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Si quieres estar al día suscríbete a nuestro boletín de noticias.
Suscríbete
También te puede interesar
Aplicaciones móviles ideales para el verano

Que utilizamos más el móvil cuando tenemos más tiempo libre es un hecho. Por eso, desde Caja Rural Central hemos preparado un recopilatorio con algunas apps que te ayudarán este verano.

31 julio, 2019
Claves de la nueva Ley de Hipotecas

Infórmate sobre las medidas más importantes que trae la nueva ley de hipotecas este 2018. Cuida y protege más a clientes y consumidores ante los bancos y los contratos serán más claros y entendibles.

12 marzo, 2018
Diferencias entre tarjeta de crédito y tarjeta de débito

¿Es lo mismo pedir una tarjeta de crédito que una de débito? ¿Qué diferencias y ventajas tenemos con una u otra a la hora pagar y de hacer compras? ¡Descúbrelo con Caja Rural Central!

26 marzo, 2018